A mitad de camino






Este lugar pretende ser "una bocanada de aire fresco" para todo aquel que se acerque y participe. Un lugar de encuentro, donde se carguen las pilas con energía positiva.

Donde nos ayude a ver las cosas de otra manera, y por ende, nos haga disfrutar de la vida, nuestro mayor don.
Un sitio que te permita contactar con la naturaleza.

Trabajar los pensamientos, mejorar las emociones, disfrutar de sensaciones.... para conseguir ser feliz.

Ser positivo siempre pretende pues, dar "esa mano amiga" que en alguna ocasión todos necesitamos.







jueves, 24 de mayo de 2012

Caminar es Compartir (XXI)


Peregrinando

  Etapa 21.- Astorga-Foncebadón


La recorro el pasado 12 de mayo con Pedro, un catalán de Reus de 51 años que me acompañará esta y la siguiente etapa. 26 kilómetros, a una temperatura de  20 grados. La principal dificultad está en la altura que tenemos que subir, ya que Astorga está a 870 metros de cota y Foncebadón, en el monte Irago, a 1430 metros. Esto hará mella en las piernas y sobre todo en las botas, que acabarán desechas.

Salimos de Astorga, la ciudad romana y embocamos hasta la pequeña población de Valdeviejas, con su ermita Ecce Homo del siglo XVIII. Tras pasar por un paso elevado la autovía A-6 que enlaza Madrid con  La Coruña, llegamos a Murias de Rechivaldo.
Es una población típicamente maragata, donde ya se puede apreciar la construcción propia de los antiguos arrieros, casas de piedra de mampostería con un gran portalón, en su día necesario para poder guardar los carros.
Murias de Rechivaldo.
Fue un pueblo de arrieros, ocupación secular de los maragatos.
Destaca la iglesia parroquial de San Esteban con su característica espadaña, del siglo XVIII.  Hay una estatua de San Roque peregrino.

Continuamos por la pista y poco a poco comienza el ascenso.

Poco después llegamos a Santa Catalina de Somoza, también pueblo de arrieros, con recias casas con portalones de doble hoja, pintados de un color primario. En su iglesia de San Blas se conserva una reliquia del santo, patrono del pueblo. La calle real es la sirga peregrinal.

Peregrinamos hasta El Ganso, donde vemos casas teitadas cubiertas de pacas de centeno. Este tipo de cubierta se remonta a la prehistoria y ha perdurado durante siglos considerándose como el inicio del sustrato celta de toda esta zona. Su iglesia está dedicada a Santiago y tiene una capilla conocida como la del Cristo de los peregrinos. Esta población tuvo un hospital de peregrinos en la edad media.
El paisaje es arcilloso, con tierras rojizas que destacan con el verde de los campos. Ya no hay cultivos, son pastos de montaña, nos vamos acercando a los montes de León.  

Páramo
Atravesamos páramos con coscojas y la vegetación natural domina, haciéndonos ver paisajes realmente sorprendentes.

Pedro es banquero y tenemos una conversación acerca de la crisis económica  española. Recuerdo mi post anterior  acerca del 12M  que puse en contra de la crisis y de la culpabilidad de bancos y banqueros en ella. Me lo reconoce y juntos hacemos votos para que este país supere esta situación.
Vemos bosques de rebollos, un tipo de roble, y llegamos al famoso “roble del peregrino”. Es un roble conocido con el sobrenombre de  carvallo de Fonso Pedredo. Vemos la ermita del cristo de la Vera Cruz y alcanzamos Rabanal del camino, con casonas macizas de piedra. Esta población sirvió en los siglos XII y XIII a los templarios de Ponferrada para proteger a los peregrinos a su llegada a la comarca del Bierzo. Rabanal sirvió de posada a Felipe II en su peregrinación a Santiago, y acogió a Carlomagno. Tuvo varios hospitales e iglesias. Los peregrinos se agrupaban aquí, recuperaban fuerzas para cruzar las cumbres del monte Irago, donde antiguamente acechaban animales y bandidos.
Su ermita de Vera Cruz, es de sillarejo y techada con teja árabe y en el pueblo destaca la iglesia de la Asunción y el Monasterio benedictino de San salvador del monte Irago que curiosamente depende de santa Otilia, en Alemania.
A la salida hay un recuerdo al peregrino suizo muerto allí mismo el 22 de septiembre de 1993. Descanse en paz.
Foncebadón

Piorno
Nos dirigimos ya a nuestro destino, Foncebadón, sorteando piornos al cual llegaremos tras otros 6 kilómetros de ascensión. Subimos por una senda forestal. Caminamos entre brezos rosáceos, piornos amarillos, arbustos verdes con una policromía que hace agradable y más ligera la ascensión.
Una cruz de madera nos da la bienvenida. Es un pueblo pequeño, asentado en monte Irago, y resucitado por el comercio que se deriva de la peregrinación a  Santiago. Hoy son casas abandonadas y tan solo subsisten 3 albergues.
Pista en monte Irago
En el siglo XI, un ermitaño del Bierzo, llamado Gaucelmo edificó aquí una alberguería. El rey Alfonso VI dio favor real a estas tierras dándoles exención de impuestos y tributos a cambio de los favores que hacían a los peregrinos. Lugar de ritos ancestrales y leyendas, fue un pueblo nacido por y para el camino y transitar por su calle real es pasar siglos de historia dormidos en su empedrado natural.
Foncebadón

Ya cansados, y en previsión del esfuerzo para el día siguiente, acudimos al  albergue a descansar, no sin antes disfrutar del anochecer.

Ha sido una etapa dura, pero espectacular la variedad de paisajes que llenan de policromía la naturaleza en estado puro.

Anochece en Foncebadón
Jabo

33 comentarios:

ISA dijo...

He leido esta etapa, pero esty tan cansada que hare mi comentario mas amplio mañana , preciosa la puesta de sol,sabes? asi vi yo el sol hace unos dias,,..."Dios asoma entre la nubes, justo en el centro, entre el sol que se va escondiendo y la luna que empieza a aparecer" Buena madrugada un beso.
ISA

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacate@gmail.com

besoss!!

°°Emilia°°

Carmen Rosa dijo...

Hola JABO
Vaya que esta etapa fue un poco difícil por el desgaste físico, pero aminorado supongo por las historias, los paisajes y la compañía de Pedro.
Un abrazo y adelante.

María dijo...

Casi, casi... JABO... te sigo por le rabillo del ojo porque yo también he estado de viaje hasta el lunes, sin tiempo a penas para los blogs, pero miraba el blogoroll y me decía en nada llega a Ponfe... ahora sé que la siguiente ¡¡toca!! :-)


Esta zona que habéis recorrido es una zona, dura de tierra y de piel páramo plano en tránsito a la montaña ( la maragatería siempre me pareció un espacio adusto y frío entre el León castellano y el Bierzo berciano:-) el paisaje cambia totalmente desde que pasáis Foncebadón ...


¿Sabes que tengo un cuñado que también se llama Pedro y es banquerio/ario?... sólo que le mío es asturiano... y el tuyo catalán... justamente la tierra de donde acabo de llegar.

A ver si estoy atenta, tengo suerte y en la siguiente entrada te espero a al entrada de Ponferrada, ya que no pude hacerlo de verdad, a lo mejor sí que puedo aquí en le blog.




Un besito JABO...¡¡feliz travesía!!

mj dijo...

Dura esta etapa, pero a juzgar por la variedad del paisaje habrá merecido la pena el desgaste de las botas.
La foto del anochecer es muy mística, preciosa.

Un saludo, amigo peregrino.

mj dijo...

He leído el comentario en el anterior post. Me quedo con unas ganas tremendas de acudir a la cita que me ofreces, y mucho más por el sitio que has elegido. No quiero que pienses que te he dado plantón (broma)
Cuando voy leyendo tus entradas, un trocito de mi corazón camina contigo (y esto no es broma)
Quién sabe!!
No doy nunca nada por imposible, lo mismo cualquier día te digo de quedar...
Abrazos inmensos Jabo

Jabo dijo...

Hola Isa: ya sabes que tengo predilección por los amaneceres y los anocheceres, y que viéndolos y sintiéndolos, te cargas de energía positiva.
abrazo. Jabo

Jabo dijo...

Hola Carmen Rosa: si, esta etapa tiene algo especial, pues es una síntonía musical de paisajes, a cual mas bonito.
Dura, pero muy interesante, pues Foncebadón es un pueblo abandonado, con mucha historia,que merece ser visitado. Con pedro tuve una buena compañía.
Abrazo. Jabo

Jabo dijo...

Hola María: que tierra tan bonita la tuya. La comarca de la maragatería es distinta de la del Bierzo, pero ambas son idílicas.
Desde Monte Irago se divisa tu ciudad, de la cual me gustó todo salvo la torre esa negra tan, tan grande ( 100 metros) que se ve desde la Cruz de ferro.
En el castillo de los templarios de Ponferrada disfruté de lo lindo(lo contaré la próxima etapa), y cuando pasé por Molinaseca jugué a adivinar cual era tu casa.
Abrazo. Jabo

Jabo dijo...

Hola mj: fíjate como quedaron las botas en esta etapa, que tuve que tirarlas a la basura cuando volví a casa.
En Foncebadón... todo es místico.
Me alegra que hagas el camino virtualmente conmigo, pero me alegraría mas que te apuntases a alguna etapa. Te aseguro que no te arrepentirías. El 31 de este mes sigo camino desde Ponferrada, hasta Sarria en otras 4 etapas.
Abrazo. Jabo

uxue dijo...

Hola Jabo
Dura etapa la que hicistéis.
Esas botas necesitarían jubilarse de toda la paliza que le has dado en el camino, así que a preparse otras y a patear de nuevo con ellas.

Me encanta la imagen del anochecer, otra que me quedo para mi carpeta con tu permiso.
Gracias por seguir compartiendo.
Hasta la próxima caminante.
Un abrazo

Jabo dijo...

Hola Uxue: si, la suma de la dureza de las distintas etapas hizo que en ésta, ante tanta piedra en el camino, las botas dijesen: !basta ya de tanto subir y bajar montes!. jeje. Hubo que jubilarlas, y cumplieron su misión. Hasta me dio pena desprenderme de ellas.
La foto claro que puedes quedártela.
Pronto vendrán nuevas etapas del camino.
Abrazo. Jabo

Edurne dijo...

Me alegra muchísimo saber que vas llegando poco apoco, y que contigo, también llegamos nosotros...

de nuevo gracias, jabo, por llevarnos de Camino!

Un abrazote!
;)

Verónica dijo...

Que disfrutes mucho, a pesar del esfuerzo y cansancio que debes sentir.
Bonitas fotos, el anochecer fantástico.
Un abrazo

MIMOSA dijo...

Ya sólo por ese anochecer vale la pena llegar hasta descalzo!

No hay desperdicio en el camino.

Un abrazo.

Jabo dijo...

Hola Edurne: vamos avanzando. Son 31 etapas y con esta ya hemos recorrido 21. Aunque en realidad, no quiero que acabe.
Abrazo. Jabo

Jabo dijo...

Hola Verónica: si que disfruto, si. Con todo. El esfuerzo merece la pena.
Abrazo. Jabo

Jabo dijo...

Hola Mimosa: ese anochecer fue el colofón, ya que este pueblo en ruinas tiene algo especial. Todo el, es historia.
Abrazo. Jabo

luzysolyluna dijo...

Hola, ya no se si llamarte Jabo o Caminante. Ya estás más cerca. Vaya subida. Que bueno que hayas conocido gente nueva. Buen camino. Un abrazo.

Jabo dijo...

Hola Lucía: voy bien, ya me queda menos, aunque en el fondo no quiero llegar pues lo estoy disfrutando mucho. En cada etapa conoces gente maravillosa que te aporta mucho.
Esta etapa fue durilla, pero satisfactoria por la variedad de paisajes.
Abrazo. Jabo

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Hola Jabo, de nuevo felicidades por estas estupendas y amenas entradas.
Pueden servir de guía del Camino de Santiago.
Un abrazo, suerte y buen camino.

Abuela Ciber dijo...

Despues de tanto andar la llegada Foncebadón ha sido un exito co y espiritual.
A descansar.

Cariños

Jabo dijo...

Hola Oscar: gracias por tus palabras de apoyo y por compartir el camino.

Hola abuela ciber: Foncebadón fue algo especial y místico.

Abrazo a ambos. Jabo

Estela dijo...

Realmente esto es casi impsible de llegar a creer, pero me dejas con la boca abierta, y me esta entrando un gusanito de poder pensar en la posibilidad de hacerla yo tambien fijateeeeeee....!!!! claro esta algun tramo caminando y en bici, lo vamos a estudiar y a pensar muy seriamente porque estoy deseando volver a Galicia este año y un pequeño sacrificio me sentaria maravillosamente.

Un beso :)

Jabo dijo...

Hola Estela: bienvenida a sepositivosiempre. Me gusta que te agrade el camino y que pienses en querer hacerlo. Te da mucho más de lo que como buenamente puedo os pongo y transmito aquí.
Abrazo. Jabo

mónica dijo...

Me encanta, me encanta este blog!! Con lo que me gusta a mi eso de conocer lugares nuevos. Ahora que no puedo viajar tú me lo acercas con este maravilloso sitio que has creado.
Te sigo porque ahora no tengo mucho tiempo pero me encantaría leerte con más calma.
Un abrazo!!

Jabo dijo...

Hola Mónica: bienvenida a sepositivosiempre. Espero estés a gusto entre nosotros. Me agrada que te guste viajar. En la categoría "mis caminos" voy volcando mis experiencias viajeras. Ahora, como ves, el camino de santiago francés, en 31 etapas que comparto con mis amigos.
Abrazo. Jabo

MEN dijo...

Llego tarde pero llego.
Etapa dura si señor, pero merece la pena Foncebadon, tiene algo que se te mete dentro. Solo estuve alli una vez en mi vida y me encanto.
Pasito a pasito ya va quedando menos.
La foto del atardecer es preciosa. Un bessito

Jabo dijo...

Hola Men: tu lo tienes cerca, y te aconsejo pasar una noche allí. Es mágico. Este jueves continuaré desde Ponferrada.
Abrazo. Jabo

Asun dijo...

Ese anochecer, ES-PEC-TA-CU-LAR.

No me extraña que hayas tenido que tirar las botas, porque... ¡vaya tute que les metes!

Besos

Mariaisabel dijo...

Hola Jabo, ufffff, me pasa como a ti: No me gusta nada de nada que me griten ni oír gritos a mi alrededor.
La canción de Serrat con el poema de Machado, una maravilla.
Un abrazo y feliz domingo.
Mariaisabel

Jabo dijo...

Hola Asun: has visto que anochecer tan mágico. Me encantó y lo disfruté mucho. Lo de las botas, ya ves, cumplieron su misión, que no es poco.

Hola Maria Isabel: este comentario tuyo entiendo que va en el post siguiente, pero no importa.Muchas gracias por estar.

Abrazo a ambas. Jabo

Simplementeyo dijo...

me encanta ese pueblo, es como retroceder siglos, se respira paz y tranquilidad, imagino que la misma que respiraste tu al estar allí. me encanta que hayas estado por mi tierra.

Besitos y sonrisas caminadas :-)